Días de fútbol desde la grada blanca

La gran mayoría ve los partidos de fútbol desde su casa o en el bar con los amigos o familiares. Pocas personas son las que pueden permitirse irse a los estadios de futból como el Santiago Bernabéu.

Desde hace casi dos temporadas que trabajo en el estadio del Santiago Bernabéu. Mucha gente le parecerá todo un privilegio. No niego eso, pero he de reconocer que a menudo es duro, ya sea por las condiciones meteorológicas o por hinchas que van a ver a su equipo.

Champions League, Real Madrid vs Ajax

La última jornada de clasificación por grupos de la Champions League que disputó en casa el Real Madrid transcurrió tranquila y bastante desenfadada. El equipo local ganó sin demasiada dificultad y la afición de ambos equipos estuvo de lo más animada durante todo el encuentro.

Antes de salir de la estación de Santiago Bernabéu a las 18:40h tuve la fugaz impresión de que me había equivocado del día en que se celebraba el partido. Ni los vagones, ni los andenes, ni los pasillos del metro estaban tan concurridos como solían estarlo una tarde, casi noche, de partido del Real Madrid. Una vez que salí al exterior, todo se encontraba como debía estar. Los repartidores de la revista del Real Madrid (que nunca he leído, pero para ser sinceros, calienta muy bien los pies en casos de mucho frío), los puestos de regalos del evento y la iluminación de las inmediaciones del estadio señalaban que el equipo de los blancos iban a actuar esa noche.

Sin embargo, apenas había afición en las taquillas o produciendo el ruido que solía ser natural. En cierta medida me tranquilizó. Había tenido un día algo difícil durante la mañana, no había estado tan eficiente como otros días, era consciente de ello. En ese aspecto, lo que hago, mi trabajo, me lo tomo en serio y procuro dar cada jornada un poco más de mí, intentando conseguir algún día, en algún momento, la excelencia de lo llevado a cabo. Con un poco de suerte, esta noche no sería de las más difíciles.

En efecto, durante, aproximadamente, la hora y media en la que las puertas estuvieron abiertas antes de que empezara el encuentro, los sectores que cubro se encontraban muy lejos de estar ocupados a la mitad de su capacidad. Aunque, corría el riesgo de que toda la afición restante llegase de golpe y colapsara todo el vomitorio. Pero no fue así.

La afición que acudió a ver el partido entre el Real Madrid y el Ajax era poca, pero de calidad. Personas con educación y saber estar. Puntuales en su llegada al estadio y eficientes en el momento de desalojar el estadio.

Sobre el partido, tengo que destacar que el Real Madrid jugó una buena primera parte. Encajó dos goles al Ajax en la primera parte. El primero de Cristiano Ronaldo en el minuto 13 y el segundo lo efectuó Callejón en el minuto 28. De esta manera, se fueron al descanso con un marcador 2-0.

Ya en la segunda parte, por un momento, el Madrid sacó su fea costumbre de relajarse ante llevar la ventaja. Algo que se acentuó cuando Kaká encajó en la portería de los holandeses el tercer tanto del partido (3-0). Con esta situación, el Ajax fue capaz de colarle al Real Madrid un gol mediante la actuación de Boerrigter en el minuto 60 (3-1). Afortunadamente, Callejón volvió a marcar en el minuto 88, sentenciando el partido (4-1) .

Ya sea en el terreno de juego como en las gradas, el ambiente fue muy tranquilo y desenfadado. Hubo muchos cánticos por parte de las dos aficiones y pocas quejas sobre el árbitro. La gente estaba muy volcada con su equipo. Como procuro hacer siempre, he adjuntado unas cuantas fotos del partido. Las dos primeros son nada más llegar al estadio. Las restantes mediante el transcurso del partido, desde diferentes puntos del estadio (de nuevo, gracias a la colaboración de un par de compañer@s).

El próximo partido es el 16 de Diciembre de 2012. Intentaremos ir e informar de todo lo que sucede fuera, dentro, antes, durante y después del encuentro.

Gracias por leer este blog un día mas, ¡Hasta la próxima!