Días de fútbol desde la grada blanca

La gran mayoría ve los partidos de fútbol desde su casa o en el bar con los amigos o familiares. Pocas personas son las que pueden permitirse irse a los estadios de futból como el Santiago Bernabéu.

Desde hace casi dos temporadas que trabajo en el estadio del Santiago Bernabéu. Mucha gente le parecerá todo un privilegio. No niego eso, pero he de reconocer que a menudo es duro, ya sea por las condiciones meteorológicas o por hinchas que van a ver a su equipo.

Copa del Rey, ida de semifinales del Real Madrid vs Barcelona

"Un partido de muy alto riesgo". Eso es lo que nos comunicaron el personal de seguridad el domingo pasado. Un estadio al completo en esta ida de semifinales de la Copa del Rey. Tanto el Real Madrid como el Barcelona lucharon intensamente para intentar llevarse la victoria. El encuentro acabó en empate, pero la victoria técnica la consiguió el Barça al meter un gol en la casa de los blancos.

Hacía mucho tiempo que no se llegaba al aforo completo en el Santiago Bernabéu. Este miércoles 30 de enero, desde que se salía de la boca de la estación de metro, uno se podía encontrar con los reventas. A cada cinco pasos había alguien que intentaba vender las 'ultimísimas' entradas de la ida de las semifinales de Copa del Rey que enfrentaba al Real Madrid y al Barcelona. Los puestos de bufandas y aperitivos repletos de gente, hacía difícil andar por la acera. Este clásico iba a dar 'guerra'.

Con algunas calles alrededor del estadio cortadas al tráfico de vehículos, las inmediaciones del estadio eran un hervidero de gente. Una vez que estuve dentro del estadio, revisando las instalaciones que me correspondían, se oía rugir al gentío cuando llegaban los autobuses tanto del equipo visitante, como al del Real Madrid.

Una vez se inició la apertura de puestas el torrente de gente que subía al gallinero era constante. Hubo momentos en los que pensaba que no seríamos capaces de dar a basto. Tuvimos que esforzarnos al máximo para que los aficionados no se quedan en los pasillos, sentados en escaleras, y, casi o más importante, estuvieran en su asiento correcto.

Soy de la opinión de que la masa es algo estúpido, bobo y asustadizo. Me refiero a 'masa' como a la agrupación desmesurada de personas. Hoy mi paciencia se ha terminado en la labor que llevo a cabo en la catedral blanca. No consigo saber si es por mi estado de ánimo, por cansancio acumulado, por la gran injusticia a la que estamos sometidos los trabajadores del estadio Santiago Bernabéu o porque la organización del Real Madrid nos toma por tontos. Mi orgullo no me permite retirarme y darme por vencido en un sitio como este, pero a partir de ahora, mi actitud va a ser muy diferente respecto a los espectadores. Por una paga tan nimia que no da ni para una cena, pretenden tener a alguien multilingüe, con preparación de primeros auxilios, que se quede el último en caso de catástrofe en el estadio, y lo 'mejor' de todo, el tener que soportar a borrachos, irrespetuosos y desagradables.

Muchos diréis, "Si tan poco te gusta y tan disgustado estás, déjalo". Claro, es el camino fácil, sin embargo, si yo lo dejo, pondrán a otro en mi lugar, que le explotarán igual o más y así sucesivamente. No estoy dispuesto a colaborar en esa rueda de involución laboral. Quiero participar en el cambio y en el progreso, no sólo manifestándolo, si no actuando.

Lo único bueno en este partido fue el juego que hicieron los dos equipos. Me pareció de calidad y a la altura de dos equipos de gran envergadura. El Barcelona se adelantó en el marcador en el minuto 50 con un gol de Cesc (0-1). Esto fue un jarro de agua fría para la afición local, que tardaron en darse cuenta de lo que estaba pasando. Para volver a subir los ánimos, el Real Madrid hizo el empate (1-1) en el minuto 81 gracias a un gol de Varane.

Quedando pocos minutos para finalizar el encuentro, tanto la afición como el equipo, lo daban todo para intentar obtener una mejor posición en el partido de vuelta de semifinales. No fue posible, por lo que el partido se quedó en un empate y el Barcelona ahora mismo se encuentra clasificado para la final de la Copa.

En las próximas semanas veremos como se transcurren los acontecimientos, hasta entonces, gracias por seguirnos y leernos siempre. ¡Hasta pronto!