Días de fútbol desde la grada blanca

La gran mayoría ve los partidos de fútbol desde su casa o en el bar con los amigos o familiares. Pocas personas son las que pueden permitirse irse a los estadios de futból como el Santiago Bernabéu.

Desde hace casi dos temporadas que trabajo en el estadio del Santiago Bernabéu. Mucha gente le parecerá todo un privilegio. No niego eso, pero he de reconocer que a menudo es duro, ya sea por las condiciones meteorológicas o por hinchas que van a ver a su equipo.

Real Madrid vs Celta, Jornada 8 Liga BBVA

En esta octava jornada de liga el Real Madrid se enfrentaba en casa contra el Celta. La esperada victoria del Madrid no hizo que el partido fuera menos intersante. Experiencias interesantes desde y entre la grada del gallinero.

Me da la impresión de que los partidos que juega el Real Madrid en casa a horas prudentes son en los que la gente mejor se lo pasa, y a los que más gente asiste. Un partido que caiga en sábado a las 18:00 horas invita, haga el tiempo que haga, a disfrutar del buen fútbol con tu pareja, amigos o familia.

Esta octava jornada es un claro ejemplo. Desde el minuto uno de abrir las puertas del estadio Santiago Bernabéu ríos de gente empezaron a entrar. Familias enteras (o casi, porque hubo un caso de diez componentes), parejas, grupos de amigos (a destacar cuatro personajes que iban disfrazados de geishas) y muchos extranjeros. No me pareció una tarde intensa de trabajo, a pesar de tener mi lateral completamente lleno.

Normalmente suelen abrir las puertas a los aficionados una hora y cuarto antes del encuentro. Pero esta vez se hizo casi media hora antes. Me pareció una buena decisión, ya que de lo contrario no habría dado tiempo a acomodar a todos los asistentes.

En el momento de acomodar a los asistentes fue impresionante la gran afluencia de aficionados extranjeros. Personalmente me vino genial para practicar inglés. Daros cuenta, prácticamente cuatro horas de conversación en inglés con varias personas de Inglaterra, Alemania, Francia, China, Japón... Es muy curioso el acento que tiene cada nacionalidad, pero a pesar de ello, creo que me hice entender bastante bien. Incluso mantuve una conversación bastante largar con un caballero que era de Londres. Me hizo gracia algo que me comentó después de que el Madrid marcara el primer gol del partido. El señor me dijo que la atmósfera en que se disfruta el fútbol en España es diferente que de dónde venía. Parece ser que, en los partidos que asiste en su país natal, la gente no celebra los goles de sus equipos de forma tan 'eufórica', es decir, poniéndose de pie y haciendo tanto alboroto, le pareció algo bastante agradable la devoción sana en la mayoría de los casos que profesa la afición blanca por su equipo.

En este partido, como habéis podido ver, estuve más atento a la grada que en el partido en realidad. Me perdí el primer gol en el minuto 12 de Higuaín organizando que todo el mundo estuviera sentado en su sitio y no hubiera problemas para cuando llegaran los rezagados al estadio, porque hay gente que llega al estadio casi cuando está terminando el primer tiempo.

Por suerte, el segundo gol de penalti que marcó CR7 pude verlo y celebrarlo un poco, pero poco, porque estaba trabajando y hay que mantener la compostura. Este tanto se realizó en el minuto 68, ya en la segunda parte del encuentro.

Una vez finalizado el partido, la gente desalojó de manera inmediata el lateral. No se si era el hambre por ir a cenar o el querer disfrutar de lo que quedaba de tarde, porque a partir de las 20:00 aún se pueden hacer varios plantes. Lo dicho, en menos de 10 minutos las cientos de personas que estaban sentadas en mi lateral desalojaron sus asientos sin demora, salvo algunos rezagados que siempre quieren la foto de último momento con el estadio de fondo.

En resumen, fue una tarde provechosa, porque permitió el aprovechamiento del día de una manera óptima y que mi experiencia en hablar inglés y mantener conversaciones fluidas fuera mayor.

¡Hasta el próximo encuentro del Real Madrid en la 'catedral blanca'!