Días de fútbol desde la grada blanca

La gran mayoría ve los partidos de fútbol desde su casa o en el bar con los amigos o familiares. Pocas personas son las que pueden permitirse irse a los estadios de futból como el Santiago Bernabéu.

Desde hace casi dos temporadas que trabajo en el estadio del Santiago Bernabéu. Mucha gente le parecerá todo un privilegio. No niego eso, pero he de reconocer que a menudo es duro, ya sea por las condiciones meteorológicas o por hinchas que van a ver a su equipo.

Real Madrid vs Getafe, jornada 21 Liga BBVA

No hay nada como ir al fútbol una mañana de domingo. Una mayor cantidad de encuentros a esas horas son las que haría posible que más gente de todas las edades pudiera disfrutar del fútbol en este país. No sólo la tardía victoria del Real Madrid hizo que la afición se emocionara desde el principio hasta el final, además, aficionados de todas las edades pudieron ser testigos en vivo y en directo de todo un espectáculo.

Para un escritor, este domingo 27 de enero fue un día más que especial. Mi vida había presenciado una traslación más de la Tierra al rededor del Sol sin que ello me dejara mella alguna, sólo optimismo y energía para afrontar todos los retos que se me interpusieran por delante. Por lo tanto, a pesar de tener que madrugar un domingo para ir a trabajar, no me pareció tan pesado. Sabía que a partir de las 14:00h iba a tener el resto del día libre y que lo podría aprovechar al máximo.

El camino hacia el estadio Santiago Bernabéu fue de lo más amena. Llegué antes de lo que me esperaba y, una vez dentro, prácticamente podría decir que sentía hasta un poco de calor. A las 10 de la mañana se percibía una temperatura moderada, a pesar de un cielo encapotado que casi amenazaba con nieve. He de reconocer que este ha sido el partido de todo el invierno que menos frío he pasado. ¡Y también el día que la organización del estadio se dignó a encender antes la calefacción! Más de uno y una en el público pudo disfrutar del partido en manga corta.

Se me hacía raro ver a esas hora de la mañana los puestos con sus golosinas, refrescos, patatas fritas, etc... ¿No acompañaría mejor un chocolate con churros? ¿Un café con porras? Claro, había de tener en cuenta de que el inicio del partido era a las 12:00h, hora propicia para un buen aperitivo, que muchos de los aficionados lo tomaron al pie de la letra. Bocatas, cosas para picar y bebidas... a los que estábamos trabajando nos rugía el estómago con más fuerza a medida que transcurría el encuentro.

Una reflexión que tuve en esta jornada de liga fue que, este estadio, el Santiago Bernabéu, tiene la cualidad de llenarse en apenas 30 minutos. La apertura de puertas fue, como es costumbre, una hora y cuarto antes del inicio del partido. La gente llegaba a cuenta gotas. Eran las 11:30h y era desconcertante ver que el estadio sólo estaba medio lleno. Pensaba que un partido de estas características, es decir, con una hora de inicio y una temperatura tan agradables, realmente merecía la pena asistir. Pues bien, en prácticamente media hora llegó todo el mundo de golpe.

Sobre el encuentro, la primera parte daba la impresión de que el Real Madrid lo tenía muy difícil ante el Getafe. La manera en que el equipo visitante atacaba sin piedad, poniendo al equipo de los blancos en apuros, e incluso, sacando el máximo rendimiento del portero suplente, Adán, daba la impresión de que sería un partido sentenciado a empate. Aunque el Getafe presionaba y hacía un buen fútbol, el Madrid tampoco se quedaba atrás. Intentaba ataques valientes, pero sin llegar a ser demasiado arriesgados. La defensa estuvo muy espabilada y activa. Adán salvó más de dos y de tres ocasiones que podrían haber minado la moral del equipo local.

En la segunda parte, todo cambió. Los goles del Real Madrid vinieron como un tifón. El primer gol (1-0) fue de Sergio Ramos en el minuto 52. Luego, Cristiano Ronaldo realizó un hat trick marcando el segundo (2-0) tanto en el minuto 62, el tercero (3-0) en el minuto 65 y culminó el marcador con el cuarto (4-0) en el minuto 72, de penalti.

Próxima cita, el miércoles 30 de Enero, semifinales de la Copa del Rey contra el FC Barcerlona. Un partido emocionante y me aventuro a decir que bastante duro. Tanto para los jugadores blancos como para los que estamos en las gradas. ¡Ya os contaré!

¡Nos leemos pronto!