Días de fútbol desde la grada blanca

La gran mayoría ve los partidos de fútbol desde su casa o en el bar con los amigos o familiares. Pocas personas son las que pueden permitirse irse a los estadios de futból como el Santiago Bernabéu.

Desde hace casi dos temporadas que trabajo en el estadio del Santiago Bernabéu. Mucha gente le parecerá todo un privilegio. No niego eso, pero he de reconocer que a menudo es duro, ya sea por las condiciones meteorológicas o por hinchas que van a ver a su equipo.

Trofeo Bernabéu 2012, Real Madrid vs Millonarios

El partido de este año 2012 del Trofeo Bernabéu ha sido un festival de goles por parte del equipo blanco. Aunque el resultado fue de 8-0 no dejó a la afición de los Millonarios quebrantarse ni un momento.

Llegada al estadio Santiago Bernabéu a las 18.20h, más de dos horas antes del partido, como siempre. Ya están todos los puestos de bufandas, recuerdos y golosinas montados en la parte externa del recinto. La afición contraria ya estaba haciendo ruido desde entonces. Un grupo bastante grande de los hinchas de los Millonarios iban con bombo y banderas en ristre haciéndose oir por las calles alrededor del estadio.

Entré al estadio a las 18.30h, ya estaba empezando a refrescar, no me quería imaginar como se estaría en los pisos superiores de estadio, iba a pasar cuatro horas 'deliciosas'.

Después del procedimiento de pasar lista y recoger los artefactos correspondientes, que consta únicamente de una acreditación y el chaleco fosforito cantoso... ¡Qué grata sorpresa! Los han cambiado de la temporada pasada, ya era hora, los de la anterior creo que ya podían mantenerse de pie ellos solitos.

Una vez equipados con todo lo necesario para nuestro trabajo, toca charla del jefe. No suele cambiar mucho de un partido a otro, pero viene bien escucharlo, por si hay noticias nuevas o novedades en alguna forma de proceder. Todo sigue igual, qué hacer si pasa algo, dónde hay que dirigirse, etc... Bueno, pues todos a sus puestos. El equipo de control de afición se divide en grupos de dos y nos dirigimos a nuestras respectivas secciones.

A nosotros nos toca siempre el mismo sitio, en el último piso y controlar más de 5000 personas, no está mal, ¿verdad?. A las 19.15h ya suena el timbre que indican que se abren las puertas para que vaya entrando la afición. Normalmente, aunque nos encontremos en el último piso, a los cinco minutos de sonar el timbre de apertura de puertas ya hay gente accediendo por nuestro vomitorio. Pasan cinco minutos, luego diez...quince...veinte... ¡por fin! Ya van apareciendo...

Hasta el inicio del partido, a las 20.30h, y un rato después, estuvo llegando gente y nosotros atentos para ayudarles a encontrar sus asientos y controlar de que no hubiera percances. Entre la afición sobre todo habían familias y parejas, la mayoría con invitaciones para este partido, aunque sí que vimos alguna de entre diez y veinte euros.

A casi la totalidad de los hinchas del equipo contrario los colocaron juntos en una sección concreta del estadio. Se les veía y oía con claridad. Ahí estaban con sus bombos y banderas, animando a su equipo desde el minuto uno.

El transcurso del partido, para mi gusto, fue bastante aburrido. El Real Madrid les marco ocho goles al equipo visitante de los Millonarios, que desde luego se notaba que luchaban por ganar el trofeo. A mí me dejó bastante sorprendido que, ya estando el Madrid cinco a cero, los hinchas del Millonarios seguían animando a su equipo como si acabaran de empezar. El Real Madrid sacó al campo sobre todo a canteranos o jugadores de equipos filiales del Real Madrid. Para mi gusto destacó Benzemá que marcó un par de tantos.

Al finalizar el encuentro, se realizó la entrega de los trofeos a los equipos como subcampeón al Millonarios y como campeón del Trofeo Santiago Bernabéu al Real Madrid. No duró demasiado, a lo sumo unos diez o quince minutos. Una vez terminada la entrega de premios, la gente abandonó el estadio relativamente rápido, quizá por ser un partido entre semana y al día siguiente habría que madrugar para ir a trabajar.

En mi opinión, el Real Madrid se lo puso fácil para poder ganar este Trofeo. La afición de ambos equipos se comportó bien en general, no se tuvo ningún altercado y la gente era agradable.

La vuelva al hogar fue rápida, no había colapsos en la estación de metro y se podría coger el transporte público sin problemas.

El próximo partido es de Liga BBVA, el 30 de septiembre de 2012, la jornada número seis. Seguiremos comentando.

¡¡Gracias!!