Sueños intencionadamente imposibles - h2ocrystal avatar_usuario

Cuando pienso en la cantidad de cosas que me gustaría hacer, ir a ver, conocer y experimentar, espero no estar yendo más allá de mis propias limitaciones.

Cúspide personal e intransferible

31/10/2012 - h2ocrystal

La autorrealización, el nivel más alto para que un ser humano logre sentirse completo. Cuando siento que algo no va bien muchas veces me baso en la pirámide de Maslow para analizarme a mí mismo y averiguar que escalón debería reforzar. Con esta publicación me gustaría compartir y desarrollar ideas que he ido perfilando por mí mismo últimamente.

Por si el lector no tiene muy claro en qué consiste la pirámide de Maslow que cito en la introducción, resumo de forma breve en de qué se trata. Esta 'Pirámide de Maslow' es una teoría psicológica sobre la motivación humana desarrollada en 1943 por un humanista estadounidense llamado Abraham Maslow. Defiende que el ser humano tiene una serie de necesidades las cuales las separa en cinco escalones.

1 escalón - Necesidades Básicas. Están relacionadas con todos los elementos fisiológicos del ser humano, como, por ejemplo, leer, dormir, comer, tener sexo...

2 escalón - Necesidades de Seguridad. Tienen que ver con la estabilidad del ser humano en su entorno. Por un lado, sentir que su integridad física y la de sus congéneres se encuentran a salvo. Por otro, estabilidad en un empleo, la estima, estado moral, etc.

3 escalón - Necesidades de aceptación social. Consiste en algo tan sencillo como las relaciones humanas. La amistad y el amor son los pilares principales de este escalón.

4 escalón - Necesidades de autoestima. El propio nombre lo indica, es la necesidad que satisface el ego de cada uno. Es la valoración de uno mismo que le otorgan los demás.

5 escalón - Autorealización. Esta es la cúspide, el nivel en el que el ser humano de el máximo de sí mismo en todas sus habilidades. No es fácil llegar, y tampoco mantenerse, pero merece la pena llegar, para saborear la felicidad más dulce.

¿Cómo es esta autorealización en cada uno de nosotros? Totalmente diferente unos de otros, y los medios para superar todos los escalones, difieren más aún. La propia individualidad del ser humano hace que, desde el primer escalón, cubra sus necesidades en infinidad de maneras. Existen infinitos caminos para que cada persona que existe en el planeta sea capaz de subir, alguna vez en la vida, en la cúspide de esta pirámide, y mantenerse un cierto periodo de tiempo.

La dificultad de llegar al quinto escalón reside en que cualquier grieta en los anteriores hace desmoronarse a los del nivel inmediatamente superior. Y en el caso de intentar mantenerse es aún más complicado. Hay que tener en cuenta que desde el primer escalón y hasta el cuarto se necesita una interacción con el mundo exterior, que no siempre puede llegar a ser satisfactoria. Pueden surgir problemas en cualquier de los cuatro escalones inferiores, obligándonos a volver a empezar.

Cuando se alcanza esa cúspide personal de cada uno merece la pena el esfuerzo y la dedicación que se haya podido emplear, ya sea de manera forzada o casual. Además, es algo que nadie nos puede arrebatar. Llegar hasta tan alto una vez, demuestra que se puede volver a lograr. Desde estas últimas líneas hago un llamamiento a no renunciar, a no desfallecer, a no rendirse por conseguir sentirse una persona que ha llegado al escalón más alto y ha mirado el resto del mundo desde arriba. Esa sensación no se olvida y siempre se anhela volver a alcanzar.

Recomienda o valora

Archivo

Publicidad