Sueños intencionadamente imposibles - h2ocrystal avatar_usuario

Cuando pienso en la cantidad de cosas que me gustaría hacer, ir a ver, conocer y experimentar, espero no estar yendo más allá de mis propias limitaciones.

Huelga sí, pero bien, por favor

14/11/2012 - h2ocrystal

Es muy grave el hecho de que en un país se realice una huelga general como la de este 14 de Noviembre en España, Portugal y Grecia. Pero más grave es que las personas que se declaran en huelga tomen este día como un festivo y, en cierta manera, casi lo celebren.

Primero revisemos la definición de 'huelga', en el ámbito laboral: "internacionalmente la huelga es reconocida como un derecho fundamental de los trabajadores (derecho de huelga), constitutivo de la libertad sindical. Generalmente consiste en dejar de trabajar con el objetivo de conseguir ventajas laborales o sociales." Algo así se lleva haciendo desde la época de los faraones (Ramses III) hasta nuestros días, lo que indudablemente nos ha llevado a una mejor vida laboral y una mejor calidad de vida.

Estas líneas las escribo en las primeras horas de la Huelga General del 14 de Noviembre de 2012. Una huelga convocada por los principales sindicatos en España, Grecia y Portugal. El hecho de la convocación a una huelga general es algo muy grave. Significa que el gobierno de la nación donde se realiza no es totalmente incompetente a la hora de satisfacer las necesidades de su pueblo.

Actualmente, todo se va escudando en la crisis global en la que estamos. La crisis es algo real, existe y hace que probablemente, nuestro poder adquisitivo y, de una manera mínima, nuestra calidad de vida se vea afectada. Sin embargo, se está utilizando como comodín para demasiadas acciones contra la sociedad en todo el mundo.

Una vez que ha quedado claro la gravedad de lo que lleva a una huelga, esta noche me ha parecido aún más grave una actitud que no me ha parecido la más apropiada en esta situación. Normalmente, un martes por la noche, los bares de mi barrio suelen estar tan vacíos que los suelen cerrar antes del horario. Hoy me ha desconcertado que estuvieran todos llenos y la gente cenando y tomando cañas, como si fuera la víspera de un festivo, ya que al día siguiente no hay que ir a trabajar. No quiero dar a entender que haya que recluirse en casa ante una situación así, ni tampoco estar prácticamente de luto o amargados. Mi objetivo es el de dar un enfoque de compromiso por esta causa.

Tengo la humilde opinión de que si se sigue una huelga, hay que hacerlo bien. No por el hecho de que haya huelga debemos de relajarnos un día así. La noche anterior uno debería de acostarse pronto y levantarse más pronto aún que para ir al trabajo, para reivindicar lo que se necesita, lo que ha sido arrebatado, y que con la presión social se puede conseguir.

Un día como el de una huelga general, hay que ir bien preparado. Pancartas y mensajes que lleguen a esa clase política fría, egoísta y oportunista. Con la convicción de que se puede cambiar a mejor, que unidos es posible justificar la racionalidad del ser humano. Pero cuidado, una cosa es estar motivado y convencido y otra cosa es ser un fanático intolerante, que por suerte es una minoría, y por desgracia, son los que más daño pueden hacer, ya sea a la causa o por efectos colaterales.

En las huelgas siempre hay "piquetes informativos". Si querido lector/a, informativos, que no quiere decir violentos, obstructores o intolerantes. Su fin es el de informar e intentar convencer a la gente que no se acoge a su derecho de huelga y que va a trabajar de porqué debería de unirse a dicha huelga.

Por último, desde aquí todo mi respeto y compresión a las personas que quieran o no unirse a la huelga. Tenemos el privilegio de elegir, y sea cual sea la elección, debemos de sentirnos orgullosos. Que nos hayamos equivocado o no, el tiempo lo dirá, pero nunca estar pasivos o lo peor de todo, darnos por vencidos.

"El trabajo os hará libres, aunque cuando el camino empieza a ser muy pedregoso, una huelga puede allanar el camino." (Anónimo)

Recomienda o valora

Archivo

Publicidad